Friday, April 27, 2012

Tres buenos libros de historia de México


México bárbaro de John Kenneth Turner

Es un ensayo escrito en 1908, dedicado a dar a conocer en los Estados Unidos los acontecimientos que se daban en México en aquella época, describiendo la esclavitud humana que se practicaba durante el gobierno de Porfirio Díaz en lugares como Yucatán y Valle Nacional.

La primera edición de este reportaje a profundidad, vio la luz en forma de libro en los Estados Unidos de Norteamérica en 1911. Se han hecho varias ediciones de la publicación tanto en México como en EE. UU. y se le considera como una importante contribución a la descripción de las condiciones sociales que existían en el México prerrevolucionario del Porfiriato.




Zapata de Pedro Ángel Palou García

Palou detalla: “Zapata luchó y tomó ciudades, llegó a la ciudad de México y estuvo a punto de tomar el poder, pero fue congruente con su convicción de que la política no es para los hombres del campo. Él le rehuyó al poder, nunca se sentó en la silla presidencial, de ahí que sólo buscaba acabar con las injusticias y hacer que se cumpliera la ley.

“Zapata nunca asumió un sólo puesto en la Convención de Aguascalientes, ni le aceptó ninguno a Francisco I. Madero. Fue un hombre de gran coherencia”.

Zapata tuvo que enfrentar muchos openentes en su lucha por defender sus ideales, entre ellos Porfirio Díaz, Francisco I. Madero, Alvaro Obregón y Venustiano Carranza, finalmente fue asesinado en la Hacienda de Chinameca en una trampa ejecutada por Jesús Guajardo.


Azteca de Gary Jennings

Hacia 1530, el emperador Carlos pide al obispo de México que le proporcione información sobre la vida y costumbres de los indios americanos; el obispo, fray Juan de Zumárraga, envía al monarca un relato autobiográfico hecho por un indio de unos sesenta años, Nube Oscura o Mixtli, en el que narra su niñez, la mentalidad y costumbres de su pueblo, su formación y sus amores, siempre tormentosos y trágicos. Por fin, el emisario de Moctezuma entra en contacto con los españoles de Hernán Cortés, es bautizado y recibe el nombre de Juan Damasceno, aunque sigue fiel a los usos de los aztecas. Ésta en su trepediante y desgarrada historia, que simboliza el choque de dos civilizaciones, de dos maneras irreconciliables de entender el mundo.

2 comments:

Antonio P Peñalosa said...

El México bárbaro a partir de Porfirio Díaz y hasta la llegada del Gral. Lázaro Cárdenas, lo propiciaron USA e Inglaterra ávidos de poder y de ganancias a partir, entre otros, de los yacimientos petroleros que inundaban y “estorbaban” al país. La Revolución Mexicana como tal, jamás se dio. No era factible en el marco de una sociedad que albergaba a un noventa por ciento de población analfabeta. En mi libro “La Patria que No Rumbo al 2012, expongo mí opinión al respecto.

josdem . said...

Me resultó muy interesante la introducción del libro en Amazon (http://www.amazon.com/PATRIA-RUMBO-Spanish-Edition-ebook/dp/B0065QG3TU). Sin duda voy a leer el libro y compartiré tu trabajo en las redes sociales como también con los mios. Gracias por escribir.